Voluntarios

Contamos con voluntarios y voluntarias que están al servicio en las distintas actividades de apoyo humanitario que se presentan a nivel nacional; en estas, el aprendizaje y la sensibilización son pieza clave para los equipos.

Adolfo Polo y la Borda

Fotografía

Estoy en Juguete porque me permite ser libre para traducir la fotografía en esperanza y mucha alegría. Es la manera más sincera y pura que he encontrado para ayudar a los demás. Juguete significa para mí:  familia.

Alejandro Chumbiauca

Operaciones y Logística

Juguete Pendiente es mi familia, Juguete cambió mi forma de ver la vida y me hizo dar cuenta que una de las cosas que más amo es servir y que somos una gota en el mar, pero el mar sería menos sin esa gota.

Amparo Cahuana

Voluntaria Hospital

Siempre quise ser voluntaria de Juguete pendiente, seguía todos sus proyectos y quería formar parte de ellos. Hacer voluntariado sin duda te cambia la vida, aportar tiempo y amor a los demás en tiempos difíciles hace que este mundo poco a poco sea mejor.

Andrés Norabuena

Comercial

Conforme trabajamos en las actividades y voluntariado maximizo mi empatía y responsabilidad por personas, comunidades y situaciones que van más haya de mi zona de confort, empecé a apreciar detalles de la interacción que me motivan día a día a buscar la bondad y amor que hay en mi interior para junto con mi trabajo compartirlo con cada y todas las personas posibles a las que pueda llegar. Aprendí que somos alumnos y maestros en la vida, que solo tenemos que estar dispuestos a escuchar, compartir, ayudar y ser feliz.

Blanca Herrera

Contadora

Cuando supimos de este proyecto tan lindo, nos encantó y nos unimos a esta aventura! Nos llena de emoción y nos deja el corazón lleno de amor pertenecer ahora a este grupo lindo que ayuda a quienes más lo necesitan.

Camila Castillo

Comercial

Juguete Pendiente me da la posibilidad de aportar felicidad, amor y esperanza a diferentes personas y esto realmente alimenta positivamente mi alma también. Ser la causa de una sonrisa o generar un mínimo impacto positivo en alguien es totalmente gratificante y motivador. El aprendizaje que te da el voluntariado es inigualable y es un mundo en el que quiero estar toda mi vida, poniendo un granito de arena para hacerlo uno mejor y más solidario mientras crezco y aprendo en él.

Cammy Principe

Voluntaria

Cuando das de ti mismo, es cuando realmente estás dando. »Practiquen el dar, y se les dará»; y ser parte de Juguete es dar gracias por todo lo que tengo.

Canela Sara

Voluntaria Staff

Juguete Pendiente es una hermosa familia que se involucra, educa, abriga, alegra y regala esperanza donde vaya. Es ayudar y aprender y me recuerda en cada miembro del equipo, que nada late más fuerte que el corazón de un voluntario.

Claudia Curto

Gestión de voluntarios

Ser parte de Juguete Pendiente es un orgullo para mi, formar parte de un equipo que busca generar un cambio positivo en la sociedad y mejorar la calidad de vida aquellos que por diferentes circunstancias se encuentran en una situación vulnerable.

Claudia Luyo

Comercial

Juguete Pendiente es crear impacto, es una oportunidad de hacer algo por tu sociedad y tu país, es poner ese extra de esfuerzo que hace que todo valga la pena. La felicidad de ayudar a otros no tiene precio, está a nuestro alcance y no hay excusa que valga para no hacerlo. Juguete Pendiente es el primer paso para un mundo mejor.

Emily Ramírez

Voluntaria Staff

Juguete pendiente te llega al corazón con amor, pasión y el ímpetu de superación.

Estefanie Rentería

Comunicaciones y PR

Juguete Pendiente llegó a mí para cambiar el rumbo de mi vida. Fue mi escuela de la empatía y amor, gracias a ella puedo ver mi país con otros ojos en donde lo que más anhelo es construir una sociedad igualitaria.

Evelyn Talavera

Comercial

Para mi Juguete me da la oportunidad de compartir mi tiempo con otras personas, aprender de ellos, generar sonrisas y sentir que pongo mi granito de arena para hacer un Perú mejor.

Fernando Ruíz

Coordinación de programas

Todo niño debe soñar sin límites, ahí está su gran poder de cambiar al mundo. Esos pequeños superhéroes no pueden rendirse incluso en la vulnerabilidad de un hospital, y por ellos persisto.

Fiorella Palomino

Operaciones y Logística

Estoy en Juguete Pendiente porque creo que incluso de la forma más sencilla podemos contribuir a cambiar el mundo, tratando de mejorar alguna situación desfavorable no solo en lo material, sino también en lo mental y espiritual, el cambio empieza por nosotros y ayudar a los demás debe ser un propósito en nuestras vidas.

Francesca Martel

Voluntaria Hospital

Ser parte del equipo de voluntarios de juguete pendiente es una experiencia que te cambia la vida. Para mí, más que un compromiso es poder pertenecer a una familia que trabaja en equipo para alcanzar sus metas, es entregarse a cada proyecto con una sonrisa y recibir cien a cambio, es tener la oportunidad de aportar un granito de arena para hacer la diferencia.

Francisco Cornejo

Contador

Nos encanta la labor que hacen y sentir que estamos aportando un poquito en esta iniciativa nos hace sentir muy pero muy contentos. Gracias a Vane, su papá y toda la gente linda que colaboran para ayudar a tanta gente.

Isabella Curley

Comunicaciones

Juguete pendiente abrió mi corazón, en un mundo donde es fácil adormecerse al dolor ajeno, a la necesidad y perderse en uno mismo. El voluntariado me da un sentido de pertenencia en el mundo. Encontré un espacio donde puedo compartir todo lo que he aprendido y seguir aprendiendo. Y creo firmemente que una persona si hace la diferencia. Pero varias son el motor del cambio.

Jesús Mauricio

Gestión de voluntarios

Desde el 2016, gracias a este voluntariado, he podido conocer a varios voluntarios y niños del Hospital, que te hacen reflexionar al igual que alegrar el resto de tu semana.

Kamilla Pajares

Fotografía

Juguete pendiente abrió mi corazón, en un mundo donde es fácil adormecerse al dolor ajeno, a la necesidad y perderse en uno mismo. El voluntariado me da un sentido de pertenencia en el mundo. Encontré un espacio donde puedo compartir todo lo que he aprendido y seguir aprendiendo. Y creo firmemente que una persona si hace la diferencia. Pero varias son el motor del cambio.

Karen Cortés

Coordinación de programas

Juguete Pendiente son sonrisas y abrazos al corazón. También abrazan el mío. En familia, siempre listos para dar calor, abrigo, alimento y un hogar. Soy muy feliz al ser parte de juguete pendiente, brindamos amor y recibimos amor.

Karol Balta

Voluntaria Hospital

Juguete Pendiente es uno de mis más lindos testimonios de vida. Me dio la oportunidad de crecer como persona junto con cada niño que he compartido; significa ver en cada una de esas sonrisas, la vida con optimismo.

Kiara Huapaya

Analista de Marketing y Comunicaciones

Formar parte del equipo de Juguete Pendiente, me hace sentir muy afortunada ya que me permite generar cambios en la vida de las personas que más lo necesitan. Así mismo, es gratificante verlas con una sonrisa en el rostro a raíz de las acciones que realizamos día a día.

Luciana Varilla

Operaciones y Logística

El lugar y a donde vaya mi Familia Juguete Pendiente, hacemos MAGIA. Porque nuestra misión, mi misión, es ver sonrisas. JP es empatía y servicio, es mi aprendizaje.

Luz Rodas

Logística

Formar parte del equipo de Juguete Pendiente, me hace sentir muy afortunada ya que me permite generar cambios en la vida de las personas que más lo necesitan. Así mismo, es gratificante verlas con una sonrisa en el rostro a raíz de las acciones que realizamos día a día.

María Claudia Augusto

Periodista

Soy consciente que vivimos en un país desigual, en donde aún quedan muchos desafíos por vencer y que solo se harán realidad si existe un trabajo conjunto. En Juguete Pendiente encuentro un espacio para desarrollar mi creatividad, trabajar en un equipo horizontal compuesto por profesionales de primer nivel y concretar proyectos inimaginables, de la mano de otras personas que confían en nuestro trabajo. La organización, innovación y vocación de ayuda me motivan a ser parte del equipo y cada día siento que aprendo más.

Maria Eugenia

Voluntaria Staff

Me motiva ayudar a las personas en estado de vulnerabilidad y contribuir a que su calidad de vida sea mejor. Ver el impacto directo de nuestra ayuda es algo súper gratificante, y así contribuimos a que el mundo sea un lugar mejor.

María Rodas

Logística

Soy consciente que vivimos en un país desigual, en donde aún quedan muchos desafíos por vencer y que solo se harán realidad si existe un trabajo conjunto. En Juguete Pendiente encuentro un espacio para desarrollar mi creatividad, trabajar en un equipo horizontal compuesto por profesionales de primer nivel y concretar proyectos inimaginables, de la mano de otras personas que confían en nuestro trabajo. La organización, innovación y vocación de ayuda me motivan a ser parte del equipo y cada día siento que aprendo más.

Marita Zevallos

Operaciones y Logística

Me motiva ayudar a las personas en estado de vulnerabilidad y contribuir a que su calidad de vida sea mejor. Ver el impacto directo de nuestra ayuda es algo súper gratificante, y así contribuimos a que el mundo sea un lugar mejor.

Melina Funes

Cultura y felicidad

Juguete Pendiente es mi familia, es encontrar el lugar en el que mi propósito de vida, mi pasión y lo que hago están en sintonía. Nada es tan poderoso como vivir para servir.

Mirtha Yamakawa

Voluntaria Hospital

Pertenecer a Juguete Pendiente es ser parte de un equipo maravilloso cuya motivación suprema es servir y amar. Le da a mi vida un propósito de trascendencia.

Nani Brenneisen

Coordinación de programas

Ser voluntaria es retribuir todo aquello por lo cual me siento agradecida, me enseña ser mejor persona y valorar todo lo que puedo aprender a través de la misión de Juguete Pendiente.

Raquel Dávila

Abogada

En Juguete Pendiente encontré a la organización ideal donde poder desarrollar con convicción mi misión y objetivo de vida: ayudar; nuestra gran familia es el Perú y en estos casi 5 años con Juguete Pendiente hemos podido superar juntos desastres naturales, incendios, friajes, heladas; siempre convencidos que no hay nada que no podamos vencer con trabajo, empatía y solidaridad.

Rubí Pérez

Operaciones y Logística

Llegué a Juguete Pendiente en el año 2016 y desde el día 1 se sintió familia. Estamos 2020 y esta historia se repite siempre… llegar a un lugar y servir a los demás y al irnos llevarnos mucho más de lo que dimos. Todo tiene sentido y un propósito en Juguete.

Santos Sánchez

Logística

En Juguete Pendiente encontré a la organización ideal donde poder desarrollar con convicción mi misión y objetivo de vida: ayudar; nuestra gran familia es el Perú y en estos casi 5 años con Juguete Pendiente hemos podido superar juntos desastres naturales, incendios, friajes, heladas; siempre convencidos que no hay nada que no podamos vencer con trabajo, empatía y solidaridad.

Silvia Monge

Voluntaria Hospital

Siempre quise hacer un voluntariado como un agradecimiento a las oportunidades que me da Dios y la vida, es muy reconfortante dar un granito de arena de apoyo a los que mas lo necesitan.

Susana O'Connor

Coordinación de programas

Ser parte de Juguete Pendiente me permite aprender y crecer, me permite estar presente conmigo y para el otro, me ha dado la oportunidad de trabajar con familias en un espacio único de conexión, donde el movimiento, la respiración, la creatividad y el juego, son la base para una recuperación sana y feliz, un espacio donde las familias han encontrado calma y tranquilidad, donde todos juntos somos un hogar.

Zuly Palomino

Coordinación de programas

Estoy en juguete pendiente porque creo en la vocación de servicio, en la empatía y con ello ponerme siempre en el lugar del otro. Para mi juguete cambio mi vida de forma significativa, me hizo ver que lo bonito de la vida puede estar en la sonrisa de una persona agradecida o en el abrazo sincero, sentir que no hay nada mejor que vivir para servir.

Galería